Facebook
Visitanos en Facebook
Twitter
Siguenos en Twitter
Ver Video


Un Nacimiento más Humanizado

Un Nacimiento más Humanizado
“Mi decisión, mi cuerpo, mi bebé” Semana Mundial del Parto Respetado 2016

Parecería ilógico pensar que un nacimiento puede ser más o menos ¿humanizado? Incluso puede ser extraño para algunos que se celebre una Semana del Parto humanizado. Pero algunos datos y estadísticas confirman que en la medida que la ciencia avanza, el parto, un proceso natural para cualquier humano, y mamífero está más medicalizado, es por eso que hoy queremos hablar sobre los nacimientos humanizados. Desde que el hombre es hombre tiene la facultad de procrear y de ese mismo modo la mujer tiene la facultad de gestar y parir a sus niños, solas o con la guía de esas mujeres sabias y experimentadas que han pasado por eso y que hoy conocemos como doulas o matronas. Hoy la situación ha tomado otras vertientes, son muchos los niños que nacen por cesárea innecesaria, rompiendo la línea natural de nacimiento, son muchas las mujeres que viven episiotomías, restricciones para moverse, limitantes en su ingesta de alimentos durante el parto, y algunos otros inconvenientes que en lugar de facilitarle la experiencia, la entorpece. Es por esto que desde Embarazarte nos dedicamos a informar y apoyar a la mujer y a su familia, para transmitirles que el parto y el modo de vivirlo es su decisión porque es su cuerpo y al final es su bebé. ¿Qué es un parto respetado o humanizado? Son varias las características que tiene la humanización del nacimiento, pero la primera de todas es que la madre tiene el derecho de estar informada sobre todo lo que sucede durante su embarazo y parto, y poder decidir sobre el modo de vivir su experiencia, entre otras de las características se encuentran: • Procurar un ambiente tranquilo, y relajado que le permita a la madre sentirse cómoda. • No inmovilizar a la madre, ni limitarla a una cama. • Evitar el uso de oxitocina sintética. • No exigir el rasurado o enema. • Respetar la decisión de la madre sobre el uso de la anestesia epidural. • No usar la episiotomía, al menos que esté plenamente justificada y aprobada por la madre, algunas evidencias demuestran que un desgarro puede ser menos doloroso durante el proceso de cicatrización que un corte como la episiotomía. • No hacer uso de la maniobra de Kristeller, en la que a través de la presión sobre el vientre materno se busca darle celeridad a la fase de expulsión del bebé. • Permitir el contacto piel con piel desde que el bebé nace.. • Hacer corte tardío del cordón umbilical. • Fomentar la lactancia materna exclusiva. En general lo que se busca es que la madre tenga el mayor poder de decisión sobre su experiencia, y que la intervención del médico sea sólo la justificada. El personal de salud es de muchísimo apoyo y guía en especial cuando forman un equipo con la madre gestante y escuchan y oyen las preferencias de la embarazada. Un plan de parto discutido con el médico obstetra es un primer paso maravilloso en el camino a un parto respetado. Y un nacimiento donde mamá y bebé puedan dejar que la naturaleza y el instinto hagan su trabajo siempre será más humanizado. En Embarazarte queremos que la madre aprenda a conocer su cuerpo y a seguir su instinto, nuestro obstetras respetan la fisiología del parto, y puedes optar por un parto natural: agua, vertical, y de ser necesaria una cesárea, se seguirán todos los procedimientos para garantizar que sea humanizada. Si quieres más información te invitamos a participar de los Talleres que ofrecemos para ti, llama al (58-212) 285.65.54, (58-212) 395.63.51 y síguenos en nuestras redes.
Todos los Derechos Reservados
a Embarazarte C.A. RIF: J-30408263-0
Diseñado y Hospedado Por www.jergalicia.com